Las exigencias de los artistas en Viña del Mar 2024

0
49
artistas en viña del mar

Los artistas en Viña del Mar este año se hicieron noticia por sus excentricidades a la hora de presentarse en el tan esperado Festival de Viña del Mar,  el cual es conocido por ser un evento lleno de glamour y música. En la edición de 2024, no fue la excepción. 

Desde la leyenda de la música latina hasta los artistas emergentes, todos tenían sus propias demandas y preferencias que debían ser satisfechas antes de subir al escenario. Aquí te contamos algunas de las exigencias más llamativas que se hicieron eco durante el festival.

Excentricidades memorables en festivales pasados

En la historia del Festival, se han registrado excentricidades memorables por parte de varios artistas en Viña del Mar. Un caso icónico ocurrió en 2012, cuando el cantante inglés Morrissey demandó que no hubiera presencia de carne en su camarín ni en sus alrededores. Además, solicitó que, al momento de su entrada al recinto, ninguna persona del equipo de producción estuviera cerca. Asimismo, en ese mismo año, Luis Miguel sorprendió al requerir la presencia de 120 toallas blancas en su camarín y expresar su deseo de no encontrarse con nadie tras bambalinas.

También te puede interesar: Top 10 para tus shows infantiles

artistas en viña del mar

Las exigencias en este 2024 de los artistas en Viña del Mar

Alejandro Sanz y su preferencia por la luz cálida

El cantante español Alejandro Sanz, quien tuvo el honor de abrir la primera jornada del festival, dejó claro que tenía ciertas preferencias en cuanto a la ambientación de su camarín. Sanz solicitó específicamente telas negras y una iluminación cálida para crear un ambiente acogedor y relajado antes de su actuación. Esta elección de diseño refleja su estilo único y su atención a los detalles, asegurando que cada momento previo al espectáculo sea perfecto.

alejandro sanz

Andrea Bocelli y su insólita petición de una pelota de pilates

Uno de los requerimientos más inusuales del festival fue el de Andrea Bocelli, el renombrado tenor italiano. Además de los elementos estándar en su camarín, como un teclado para calentar la voz, Bocelli solicitó una pelota de pilates. Si bien puede parecer una solicitud extraña para un cantante de ópera, Bocelli explicó que usar la pelota de pilates le ayudaba a mantener una postura erguida y una respiración adecuada antes de subir al escenario.

También te puede interesar: Artistas musicales que están dominando este 2024

andrea bocelli

Manuel Turizo y sus cortinas blancas: ¿Un toque de estilo?

El joven cantante colombiano Manuel Turizo también tuvo sus propias exigencias para el festival. Entre ellas, solicitó tener cortinas blancas en su camarín, lo que algunos consideraron un toque de estilo distintivo. Si bien puede parecer una solicitud simple, Turizo buscaba crear un ambiente relajado y luminoso que reflejara su energía juvenil y su música vibrante.

manuel turizo

María Becerra y su singular preferencia alimentaria

La cantante argentina María Becerra, conocida por su música urbana y su estilo único, sorprendió a muchos con sus modestas exigencias. A diferencia de otros artistas que pedían lujos extravagantes, Becerra solo hizo requerimientos con respecto a la comida: palta y huevo duro. Esta elección sencilla y saludable refleja la personalidad auténtica y sin pretensiones de la joven artista.

maria becerra

Trueno: hierba mate y hummus para el espíritu

Finalmente, el rapero argentino Trueno, conocido por su estilo único y su energía contagiosa, tuvo sus propias demandas especiales. Entre ellas, solicitó hierba mate y hummus, dos elementos que reflejan su conexión con sus raíces sudamericanas y su enfoque en la salud y el bienestar. Estos alimentos no solo proporcionan la energía necesaria para su actuación enérgica, sino que también reflejan su identidad cultural.

trueno

La Quinta Vergara en este 2024 fue testigo de una amplia variedad de exigencias por parte de los artistas en Viña del Mar que se presentaron y los que faltan aún por dar su espectáculo. Desde las solicitudes extravagantes hasta las preferencias simples y saludables, cada artista busca crear el ambiente perfecto para su actuación en el escenario. Estas demandas no solo muestran la diversidad y la individualidad de los artistas, sino que también añaden un toque de intriga y emoción al festival, asegurando que cada actuación sea única y memorable. 

Con tantas personalidades diferentes en el escenario, el Festival de Viña del Mar continúa siendo uno de los eventos más emocionantes y llenos de vida del año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí